Retos de Futuro

Atajar la desvitalización y contener la descapitalización mediante la integración física del eje central y su conversión en una ciudad digital/lineal dinámica para el empleo, confortable para los ancianos y atractivo para los jóvenes.

Estos problemas demandan la propuesta de estrategias para solucionarlos o atenuarlos, y prevenir los riesgos mediante la puesta en juego de las capacidades locales. Son problemas que parten del declive de la minería del carbón, y que no lograron frenarse mediante unas políticas de reestructuración que cada vez cuentan con menor empuje económico y social y, por lo tanto, con menos capacidad de transformación del territorio.

Mieres sufre un proceso de desvitalización a dos niveles. Descapitalización física o urbana, que se plasma en la pérdida de calidad de los núcleos de población y la falta de integración de estos núcleos entre sí, la más grave, y con el área metropolitana que penetra en el concejo a través de su capital.

Y desvitalización humana, por el envejecimiento de la población que, en muchos casos reside segregada en las descritas áreas degradadas en el entorno de la capital, los cauces fluviales y las grandes infraestructuras.

Se considera que debe contribuirse en la inclusión social mediante la renovación urbana de las áreas degradadas e insuficientemente conectadas del concejo, a través de un conjuntos de operaciones urbanísticas que respondan a una misma estrategia de fondo para unir y hacer la ciudad, conectando los poblados degradados de la vega del Caudal con la capital del concejo y con el área metropolitana.

Se propone como retos principales del concejo de Mieres poner freno a la descapitalización física o urbana, y poner freno a la desvitalización humana. Para ello, es necesario ampliar los límites físicos de la ciudad, entendiendo por ciudad un espacio de servicios, equipamientos y condiciones de vida saludables para todos sus habitantes, para que residan en condiciones de igualdad.

Mediante EDUSI que abarca a todo el concejo se trata de actuar en este eje central para ayudar a transformarlo de un corredor mal integrado en una ciudad que sin abandonar su determinación física, se convierta en un artefacto urbana lineal que garantice la atención al medio ambiente, el cuidado y regeneración del parque edificatorio y el patrimonio, que modernice y haga eficaces sus dotaciones y atienda al bienestar de sus colectivos de población dominantes.

Iniciativas. Plan de Acción

tabla

Iniciativas:

1.1. Recuperación de antiguas áreas industriales degradadas. Creación de un espacio público en forma de zona verde en La Mayacina.

1.2. Integración en la malla urbana de núcleos, para el paso de corredor central a ciudad lineal.

1.3. Plan de mejora de la eficiencia energética de la red municipal de alumbrado.

2.1. Recuperación de espacios públicos de uso múltiple. Proyecto Oñón.

2.2. Actualización de plan de movilidad sostenible a los nuevos retos del concejo e integración en el Plan EDUSI.

2.3. Reducción de las emisiones de carbono. Puesta en marcha de estaciones de recarga de vehículos eléctricos.

2.4. Sistema de nuevas centralidades a partir de recualificación de espacios públicos.

3.1. Apoyo de una red de atención temprana a mayores. Formación y acercamiento de nuestros mayores a las tecnologías de la información.

3.2. Mejora integral de la accesibilidad: Planes de actuación en transporte, edificios  y espacios públicos,

3.3. Adecuación de las zonas verdes de esparcimiento y de ocio.

4.1. Disminución de la vulnerabilidad territorial ante acontecimientos catas tróficos. Prevención de inundaciones en Ablaña de Abajo.

4.2.. Aumento de la resiliencia ante el cambio climático. Proyecto Ronderos.

5.1. Acciones de mejora de la eficiencia energética y optimización de los recursos.

5.2. Proyectos relacionados con la expansión de la administración electrónica.