El Ayuntamiento de Mieres, a través de la concejalía de Desarrollo Urbano Sostenible que dirige Delia Campomanes, ha puesto en marcha un taller sobre reciclaje y recogida de basura en los centros educativos del concejo. Una iniciativa, que ha comenzado este mes y a la que ya se han apuntado cinco centros, que tiene como objetivo que las alumnas y los alumnos puedan conocer de primera mano el trabajo que se realiza desde el servicio de limpieza municipal en la recogida de basura y destacar la importancia de la separación de residuos y el reciclaje. De hecho, durante estos talleres se incide especialmente en qué contenedor se tiene que tirar cada residuo según sea plástico y envases (contenedor amarillo), vidrio (contenedor verde) o papel y cartón (contenedor azul). Pero desde el servicio de limpieza no se quedan ahí: el contenedor marrón de materia orgánica, los espacios habilitados para tirar pilas o cds, los contenedores de ropa o el compostaje también van apareciendo en estas lecciones prácticas en las que los y las peques demuestran que saben mucho de reciclaje y que están dispuestos a poner su granito de arena para cuidar el medio ambiente.

El objetivo es que conozcan de primera mano el trabajo que realiza el servicio de limpieza municipal en la recogida de basura y promover la separación de residuos

Así lo demostraron, por ejemplo, los alumnos y alumnas del colegio Teodoro Cuesta, que recordaron que hay que quitarle la tapa al tarro de cristal antes de tirarlo al contenedor de vidrio o que en la ducha, mientras nos enjabonamos, hay que cerrar el grifo del agua. Porque al final, separación de residuos, reciclaje y consumo responsable van de la mano y ésta es la idea que se pretende trasladar con estos talleres en los que también se explica cómo funcionan los vehículos que se utilizan en la recogida de basura y se pone a prueba el conocimiento del alumnado, que casi nunca falla a la hora de elegir el contenedor en el que depositar cada residuo.

Este taller se enmarcha dentro del trabajo que se realiza desde la concejalía y el Ayuntamiento para fomentar el reciclaje y la separación de residuos. Una labor que da sus frutos ya que, con la implicación de la ciudadanía, se está consiguiendo que las cifras de kilos reciclados por habitante y año en el concejo vayan incrementándose. Además, Mieres es un territorio de referencia en ámbitos como la recogida selectiva de materia orgánica doméstica y el compostaje comunitario, por lo que el objetivo es continuar trabajando en esta línea e implicar a los y las más peques en todo lo que tiene que ver con el cuidado del medio ambiente y la reducción de residuos. Ellos y ellas demuestran en estos talleres que están dispuestos a implicarse, porque saben que pequeños gestos como meter el envase de leche en el contenedor amarillo o quitarle la tapa al tarro de cristal antes de tirarlo al contenedor de vidrio se puede cambiar el mundo.

 

 

 

 

  COMPARTIR:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page