El municipio de Mieres está ubicado en la mitad sur de la zona central de Asturias, encuadrada en el sector de la Montaña Central. Su extensión es de 146,03 Km2 y su población de 42.300 habitantes aproximadamente. Su mayor altitud se encuentra a 1.160 m y la más baja a 160 m sobre el nivel del mar. Limita con los municipios de Aller y Lena (al sur), Riosa y Morcín (al oeste), Ribera de Arriba y Oviedo (al norte), Langreo, San Martín del Rey Aurelio y Laviana (al este). Posee una orografía montañosa por la que se abre paso el río Caudal, Valle en el que confluyen los de Aller y Lena y que forma una vasta llanura donde se ubica la capital, Mieres del Camino, flanqueada por montañas que nacen casi de su extrarradio. Atravesada por la N-630 y la autopista A-6, contando con la nueva autovía minera y las vías de Renfe y Feve, es Mieres una de las ciudades mejor comunicadas con el resto de Asturias y con la Meseta.

Dentro del casco urbano, en la parte más al sur de la ciudad, en el histórico barrio de La Villa nos encontramos edificios como la Casa Duró del S. XVII, el Palacio del Marqués de Camposagrado, también del s. XVII. Apenas a unos pasos de este palacio, nos encontramos con las antiguas instalaciones del pozo Barredo, cuya chimenea hecha en 1916 y perteneciente a una central térmica es ya un símbolo de la arqueología industrial en la comarca, y con el campus universitario de reciente inauguración y que está diseñado en armonía con su industrial entorno. Justo enfrente se encuentra el Monumento Internacional Minero, homenaje a todos los mineros que han perdido sus vidas en la mina. Siguiendo por la Calle Ramón y Cajal hacia el centro urbano, nos encontramos con el Ayuntamiento, que data de 1862 y es un edificio de tipología ecléctica. Ya en la calle Manuel Llaneza que atraviesa Mieres de punta a punta, nos encontramos con dos edificios que datan de los primeros años del siglo XX: la Escuela de Capataces de estilo austero entre un incipiente racionalismo y la tradición regional, y el grupo escolar Aniceto Sela de 1925 y que oscila entre el movimiento moderno y el art-decó. Cercanos a éstos se halla el Mercado Municipal de Abastos, de 1907 con un estilo ecléctico, muy utilizado en la época modernista. Paralela a la Manuel Llaneza se encuentra la Calle Carreño Miranda segundo eje urbanístico de la ciudad, presidida por la Iglesia de San Juan Bautista de 1928 realizada en el lugar de una románica anterior, derruida en 1927. con un estilo neobarroco, dentro del historicismo originado en el siglo anterior. Cercana a ella se ubica la tradicional plaza de Requejo, parada inedulible para cualquier visitante, donde se pueden degustar los mejores palos de nuestras sidras rodeados de un ambiente tradicional.

La verdadera belleza de Mieres radica en los valles de que la rodean, como por ejemplo el de Cuna y Cenera, salpicado por la riqueza y variedad de la arquitectura tradicional, las plantaciones de manzanos, las ermitas y los numerosos palacios que lo jalonan, vestigios de un pasado señorial, cabe destacar palacios como el palacio de los Bernardo de Miranda del 1.775 de un peculiar estilo de barroco rural, el palacio de los Vázquez de Prada, “el Valletu”, que data del siglo XVIII o el Palacio de los García de Tuñon de Viade que data del S XVII. Es de obligada visita el Santuario de los Mártires San Cosme y San Damián, en Insierto que data de principios del s. XVIII y conserva imaginería de bastante antigüedad. En lo alto del valle se encuentra el pueblo de Gallegos, además de gozar de una inmejorable vista del valle, se puede visitar el Museo Etnográfico.

Cerca del límite con Aller se encuentra el, declarado Bien de Interés Cultural, poblado minero de Bustiello. Es un interesante ejemplo de poblado artificial, construido por iniciativa de la Sociedad Hullera Española (S.H.E), propiedad de D. Claudio López Bru, segundo Marqués de Comillas. Fue construido para que fuese autosuficiente, poseía escuela de niños y niñas, iglesia, casino y economato, viviendas para obreros y capataces e incluso un sanatorio. Su interés radica en la combinación de estilos historicista (iglesia), modernista e industrial con el estilo tradicional asturiano.

También debemos destacar el Valle de Turón un valle que por su pasado y su belleza ha sido declarado paisaje protegido, en este valle tienen cabida todo un conjunto de entidades y núcleos que se encuentran situados a ambos lados del río del mismo nombre y que forman parte de las parroquias de Figaredo, San Martín y Urbiés.


Descarga de archivos