• Aniceto Sela Sampil

    0_1286_1 Internacionalista y catedrático, nacido en Santullano de Mieres el 13 de septiembre de 1863. Tras cursar los estudios de derecho en la Universidad de Oviedo se doctoró también en la de Madrid. Inmediatamente después fue nombrado profesor de la Institución libre de Enseñanza y luego en 1885, catedrático por oposición, de Derecho Internacional Público y Privado de la Universidad de Valencia.

    Se trasladó en 1891 a la de Oviedo, en la que profesó ya ininterrumpidamente hasta su jubilación en 1933, y de la que, además fue rector y representante en el Congreso Pedagógico Hispanoamericano de Madrid y en las asambleas Universitarias de Valencia y Barcelona, cuya presidencia ostentó. Fue director general de Enseñanza Primaria (1919), asociado y miembro del Instituto de Derecho Internacional y presidente, desde 1929 de la Asociación ” Francisco de Vitoria”. Falleció en Oviedo en 1935.

    Autor de una importante obra escrita, destacó también por su magisterio oral en la cátedra y en la “Extensión Universitaria”, interesante experiencia realizada por el grupo institucionista de la Universidad de Oviedo para proyectar las enseñanzas de ésta fuera de su campo, con el fin de elevar el nivel cultural del pueblo.

    Muy ligado a la Institución Libre de Enseñanza e influido por los más ilustrados maestros de la misma, que le apreciaban mucho, y cuyos principios supo asimilar perfectamente, Aniceto Sela fue un gran innovador en la docencia, contribuyendo al esplendor de la Universidad Ovetense de su tiempo y adelantándose a éste en métodos didácticos y pedagógicos que se pueden estudiar en “La Educación Nacional”.

    Preocupado no sólo por la instrucción sino sobre todo por la educación y la formación humana y moral de sus discípulos, algunas de las ideas de Aniceto Sela son revolucionarias para su época y hoy, en gran parte, sumamente útiles, a pesar de que la masificación que sufre actualmente la Universidad las hace irrealizable muchas veces.

    En lo puramente científico e ideológico también se adelantó a su tiempo. A este respecto deben destacarse, entre los aspectos más interesantes de su pensamiento internacionalista, su peculiar versión española del Derecho Internacional Privado, su preocupación metodológica, su idea de la cooperación internacional, y su pacifismo, que inspira gran parte de su pensamiento, muy influido por Concepción Arenal.

  • Juanín de Mieres

    Cantante autodidacta, nació en Oñón el 14 de octubre de 1905. Desde temprana edad fue solista en la cuerda de barítonos de la Capilla Sacra de Mieres. El prestigioso músico Fernando Iglesias captó de inmediato sus grandes dotes para el canto y apadrinó en el año 1924 su ingreso en el Orfeón de Mieres, una de las formaciones corales más renombradas de Asturias donde fue solista durante treinta y un años.

    La faceta artística de Juanín de Mieres se extiende hasta el séptimo arte. En momentos puntuales de su vida fue requerido en salas cinematográficas para que su voz sirviera de fondo musical y ambientación sonora a varias películas, unas mudas y otras ya con sonido. Por ejemplo: “Marianela” de Benito Perojo, y “Bajo las nieblas de Asturias”, rodada en Moreda con guión de Fauto Vigil.

    Su primera grabación se efectuó con técnicas muy rudimentarias, data del año 1930 y se realizó en la sidrería ovetense de Miguel “El Ferreru”. Posteriormente grabaría en León, Madrid, y Gijón para el sello Columbia. Ya con mejores medios, grabaría por última vez en 1975.

    Su discografía consta de nueve discos de larga duración que comprenden cuarenta canciones, entre las que destacan: “Soy Pastor”, “Les Cuatro Poles”, “Tengo de subir al puertu”, “A la salida del Sella”, “Carromateros”, “La Payariega”, “Viva la xente minera”, “La mio neña”, “Baxaron cuatro alleranos”, “Ayer me dixo to madre”… Creó escuela y era tan perfeccionista que comentaba a sus amistades que nunca acabó de aprender a cantar.
    Murió el 13 de septiembre de 2003 a los 98 años, en Xixón, donde vivió al lado de sus hijas sus últimos años.