COJUNTO ETNOGRÁFICO DE LLANO POMAR

Es el mejor conjunto conservado en el Valle de Turón. Las construcciones actuales parecen remontarse a los siglos XVIII y XIX.
Está formado por tres casas tradicionales, de planta y piso, a excepción de una de ellas que, al estar situadas en desnivel, presenta en su parte posterior un piso más, dándole aspecto de torre. Todas ellas tienen, en el piso superior, un corredor que recorre toda la fachada principal, así como cuadras anexas. La panera, situada en el centro del pueblo y de uso colectivo, destaca por su longitud y un pequeño corredor situado en uno de sus laterales.
Situado en las cercanías de esta aldea encontramos un molino harinero que se encuentra actualmente en ruina.


MOLINO DEL MOSQUIL (URBIÉS) 1910-1920

Se trata del mejor ejemplar conservado en el valle. En su interior guarda todavía la maquinaria, como un molino hidráulico con todas sus piezas y diversos artilugios de madera


CASA POPULAR DE LA FAYA VERDE(URBIÉS) SIGLOS XVIII-XIX

Casa tradicional muy modificada, aunque todavía se aprecia en ella su aspecto original. Consta de planta baja y piso con un balcón en su fachada principal. Una pequeña cancilla de madera da acceso a la vivienda.


CASA RURAL DE VILLANDIO

Casa rural de dos cuerpos, uno de ellos con costados de madera. Destacan el gran balcón que recorre su fachada y un porche de columnas de madera de castaño.


HÓRREO DEL COLLÁU (URBIÉS). SIGLO XVI

Hórreo con motivos tallados de gran calidad. Las tallas corresponden a semicírculos en forma de abanicos consecutivos, pequeños triángulos, círculos y motivos en forma de panal.

CASA-PAJAR EN LA VALLICUERRA (URBIÉS). SIGLOS XVIII-XIX

Conjunto de casa y pajares de planta alargada situados aprovechando un desnivel. En el centro de la casa sobresale de la plante original un portalón de entrada. Situada junto a este portalón, destaca por su decoración una puerta de madera, en cuyas jambas de piedra aparecen talladas cruces y rosetas.


CASA Y CAPILLA DE SAN CLEMENTE

En Cortina (Turón). Es una Casona de grandes dimensiones que data del siglo XVI, con varios cuerpos añadidos en su lateral y parte trasera que datan del siglo XIX. En su fachada principal destaca un corredor volado de madera sobre la puerta de acceso. La capilla rural consta de una sola nave con cabecera plana. El pórtico de acceso descansa en dos columnas toscanas apoyadas sobre murete. Conserva un retablo Barroco del Papa San Clemente.


CONJUNTO ETNOGRÁFICO SAN JUSTO

Encontramos aquí casas tradicionales pertenecientes a los siglos XVIII-XIX, así como hórreos, fuente de piedra y la Ermita de los Santos Justo y Pastor. La Ermita de origen medieval (siglo XVII), fue reconstruida tras la guerra civil.. De reducidas dimensiones, está compuesta de una sola nave con la cabecera englobada en ella. La entrada a la capilla se realiza a través de un arco de medio punto que da acceso al cabildo, cubierto con una estructura de madera y teja. Destaca en su interior el arco triunfal que divide la nave, el retablo barroco y las tallas de bulto redondo de los santos patrones.
La casa situada junto a la iglesia presenta varias inscripciones, fechas, anagramas y cuatro cruces en distintas piedras reaprovechadas.
La casa de Generosa, realizada en el siglo XVIII-XIX y con reformas del XX, posee un corredor volado en forma de “L”.
Varios hórrreos, uno de ellos de grandes proporciones, se encuentran diseminados por el pueblo.
Anexo: San Justo  (JPG 1.50MB)

HÓRREOS DE LA FILERA (URBIÉS). SIGLO XVI

Conjunto de dos hórreos destacables también por su decoración. Presentan algunas de sus partes pintadas, aunque no todas se mantinen en un estado aceptable de conservación. Aún se pueden apreciar semicírculos realizados con triangulillos negros, flores, espinas de pez, siluetas de aves, una cruz…

PALOMAR DE BAÍÑA

El Palomar de Baíña es una de las construcciones más antiguas del concejo de Mieres, es una muestra de la arquitectura rural de la comarca que data del siglo XVI (1565).
Esta situado en lo alto de un promontorio en las Cuestas de Baíña. Su origen está ligado a la Familia Fernández – Ladreda.
Es una edificación de piedra, de planta circular formada por tres niveles. La parte baja estaba dedicada al ganado, en el nivel intermedio se encuentra el palomar, y la parte alta coronada por una cúpula de piedra.

Por su particular radicación bien pudiera tratarse de una atalaya militar, concebida como punto de vigilancia desde la que se divisa con precisión el largo valle surcado en la actualidad por la carretera hacia León (N-630)