Puente La Perra en Mieres del Camín (Fot.Yolanda Suarez - AF Semeya)

PUENTE DE LA PERRA


Localización: Mieres

Grado de protección: Parcial

Inauguración: 1909


El Puente de La Perra se origina a partir de un puente de madera construido en 1874, por el que circulaban vehículos de tracción animal y los propios transeúntes. A principios del siglo XX se derribaría ese puente, para en su lugar, construir uno de hormigón que sería inaugurado en 1909. Este primer puente presentaba una estructura formada por tres arcos bajos los que pasaban las aguas del Caudal. Por encima de él, la locomotora, así como el propio tráfico rodado de la época y carros. En 1926 una fuerte riada partió el puente en dos.

Siete años transcurrieron tras la inundación de 1926 para que el puente recuperara su normalidad, aunque con una serie de diferencias,  tales como una mayor anchura, alumbrado y la desaparición de los arcos que el anterior tenía. El nuevo Puente de la Perra se inaugura en 1933.

En la década de los años sesenta, el Puente de La Perra formó parte de la nueva carretera entre Mieres y Uvieu, la actual N-630. Dicho tramo redujo el tiempo entre ambas localidades en veinte minutos, y cuyo trazado superó en maniobrabilidad al entonces utilizado por los conductores, cuyo camino obligaba a travesar el alto del Padrún.

El Puente de La Perra conectó hasta la construcción de la autopista con la calle Manuel Llaneza, atravesada por aquel entonces por un ferrocarril que transportaba el carbón hasta la vieja estación del Norte.

Una reforma de hace apenas un par de décadas eliminó el tráfico rodado sobre el mismo, dejándolo de uso exclusivo peatonal.

Soportes del Puente de La Perra

Soportes del Puente de La Perra

Descripción histórica – artística

Puente de tres tramos tipo caja con tablero superior. Los tramos son de malla tipo Pratt realizados en hormigón. Apoyan en estribos extremos y dos pilas intermedias rematadas en semicírculo realizadas todas en hormigón con acabado imitando sillería de piedra. El tablero consta de calzada central (originalmente pavimentada con adoquines) y aceras laterales. Los pretiles están formados por piezas de fábrica en las pilas que sirven de anclaje para una barandilla de forja que recorre los tramos. Han sido recientemente sustituidos por unos de nueva construcción.

Como último apunte, el nombre del puente se podría explicar a cuando era obligatorio el pago de diez centimos de pesetas por atravesarlo, dato que no esta confirmado pero que esta fuertemente respaldado.

 

Bibliografía

Benjamín ÁLVAREZ, BENXA, Una comarca a punta de lápiz, Laminarium de Mieres y Lena, Gijón, GH editores, 1987, pp. 94;
Félix MARTÍN VÁZQUEZ, Mieres…y su camino, Centro de Estudios y Debate “Manuel Llaneza”, Mieres, 2002, pp. 64-65, 77, 127-128 Alonso Pereira, J. R., Historia general de arquitectura en Asturias, COAA y Gran Enciclopedia Asturiana, Oviedo, 1996, p. 205;
Julio LEÓN COSTALES (coord.), Noticias históricas sobre Mieres y su concejo, segunda edición, Iltmo. Ayuntamiento de Mieres, Mieres, 1995, pp. 191-194;
Javier RODRÍGUEZ MUÑÓZ (dir.), Diccionario geográfico de Asturias, Editorial Prensa Asturiana, Oviedo, 2000, p. 592;
Julio LEÓN COSTALES y Alberto MONTERO PRIETO, Álbum fotográfico de Mieres (1864-1939), edición de los autores, Mieres, 1992, pp. 262-265

Fuente principal: Catálogo Urbanístico del Concejo de Mieres. Patrimonio Industrial. Tomo I

 


Localización

Puente de La Perra, Mieres


Galería Multimedia