El municipio de Mieres está ubicado en la mitad sur de la zona central de Asturias, encuadrada en el sector de la Montaña Central. Su extensión es de 146,03 Km² y su población de 38.971 habitantes (abril 2017). Su mayor altitud se encuentra a 1.160 m y la más baja a 160 m sobre el nivel del mar. Limita con los municipios de Aller y Lena (al sur), Riosa y Morcín (al oeste), Ribera de Arriba y Oviedo (al norte), Langreo, San Martín del Rey Aurelio y Laviana (al este). Posee una orografía montañosa por la que se abre paso el río Caudal, Valle en el que confluyen los de Aller y Lena y que forma una vasta llanura donde se ubica la capital, Mieres del Camino, flanqueada por montañas que nacen casi de su extrarradio. Atravesada por la N-630 y la autopista A-6, contando con la nueva autovía minera y las vías de Renfe y Feve, es Mieres una de las ciudades mejor comunicadas con el resto de Asturias y con la Meseta.

Dentro del casco urbano, en la parte más al sur de la ciudad, en el histórico barrio de La Villa nos encontramos edificios como la Casa Duró del S. XVII, el Palacio del Marqués de Camposagrado, también del s. XVII. Apenas a unos pasos de este palacio, nos encontramos con las antiguas instalaciones del pozo Barredo, cuya chimenea hecha en 1916 y perteneciente a una central térmica es ya un símbolo de la arqueología industrial en la comarca, y con el campus universitario de reciente inauguración y que está diseñado en armonía con su industrial entorno. Justo enfrente se encuentra el Monumento Internacional Minero, homenaje a todos los mineros que han perdido sus vidas en la mina. Siguiendo por la Calle Ramón y Cajal hacia el centro urbano, nos encontramos con el Ayuntamiento, que data de 1862 y es un edificio de tipología ecléctica. Ya en la calle Manuel Llaneza que atraviesa Mieres de punta a punta, nos encontramos con dos edificios que datan de los primeros años del siglo XX: la Escuela de Capataces de estilo austero entre un incipiente racionalismo y la tradición regional, y el grupo escolar Aniceto Sela de 1925 y que oscila entre el movimiento moderno y el art-decó. Cercanos a éstos se halla el Mercado Municipal de Abastos, de 1907 con un estilo ecléctico, muy utilizado en la época modernista. Paralela a la Manuel Llaneza se encuentra la Calle Carreño Miranda segundo eje urbanístico de la ciudad, presidida por la Iglesia de San Juan Bautista de 1928 realizada en el lugar de una románica anterior, derruida en 1927. con un estilo neobarroco, dentro del historicismo originado en el siglo anterior. Cercana a ella se ubica la tradicional plaza de Requejo, parada inedulible para cualquier visitante, donde se pueden degustar los mejores palos de nuestras sidras rodeados de un ambiente tradicional.

Carlos Salvo - _Villar de Gallegos_

Aldea de Vil.lar – Gal.legos (Fot. Carlos Salvo)

La verdadera belleza de Mieres radica en los valles de que la rodean, como por ejemplo el de Cuna y Cenera, salpicado por la riqueza y variedad de la arquitectura tradicional, las plantaciones de manzanos, las ermitas y los numerosos palacios que lo jalonan, vestigios de un pasado señorial, cabe destacar palacios como el palacio de los Bernardo de Miranda del 1.775 de un peculiar estilo de barroco rural, el palacio de los Vázquez de Prada, “el Valletu”, que data del siglo XVIII o el Palacio de los García de Tuñon de Viade que data del S XVII. Es de obligada visita el Santuario de los Mártires San Cosme y San Damián, en Insierto que data de principios del s. XVIII y conserva imaginería de bastante antigüedad. En lo alto del valle se encuentra el pueblo de Gallegos, además de gozar de una inmejorable vista del valle, se puede visitar el Museo Etnográfico.

Cerca del límite con Aller se encuentra el, declarado Bien de Interés Cultural, poblado minero de Bustiello. Es un interesante ejemplo de poblado artificial, construido por iniciativa de la Sociedad Hullera Española (S.H.E), propiedad de D. Claudio López Bru, segundo Marqués de Comillas. Fue construido para que fuese autosuficiente, poseía escuela de niños y niñas, iglesia, casino y economato, viviendas para obreros y capataces e incluso un sanatorio. Su interés radica en la combinación de estilos historicista (iglesia), modernista e industrial con el estilo tradicional asturiano.

También debemos destacar el Valle de Turón un valle que por su pasado y su belleza ha sido declarado paisaje protegido, en este valle tienen cabida todo un conjunto de entidades y núcleos que se encuentran situados a ambos lados del río del mismo nombre y que forman parte de las parroquias de Figaredo, San Martín y Urbiés.

Orografía

Monchu Rodriguez - _Meandros en el Caudal_

Vista aérea de Mieres (Fot. Monchu Rodriguez)

La mayor parte de este territorio está conformado por una sucesiva alternancia de montes y valles, siguiendo una dirección general meridiana desde la cordillera Cantábrica al mar del mismo nombre. Ello, sin embargo, no quiere decir que no existan otras alineaciones de menor desarrollo con trayectorias diferentes, sobre todo en los espacios tangenciales a los sistemas de drenaje principales, tal como se puede observar en los valles mierenses de los ríos Turón, San Juan, Miñera, etc. En todo caso, y exceptuando los escasos y fragmentados espacios llanos de los fondos de estos valles fluviales, la mayor parte del territorio de estos términos forma parte de las laderas de las montañas y, consiguientemente, se muestra, en declive. El grado de inclinación o pendiente del terreno no es homógeneo, ni tan siquiera en una misma vertiente, ya que presente notables variaciones entre sus partes bajas y las culminantes. De hecho, el municipio de Mieres forma parte de la superficie menos elevada de la Cuenca Carbonífera, ya que las máximas alturas quedan circunscritas a las cumbres del pico Polio, 1.046 metros, y el pico Llosorio 1.004 metros. En general, la altimetría de esta zona oscila entre cotas de más de 2.000 metros en la zona axial de la cordillera Cantábrica y los escasos 300 metros en los fondos de estos valles, por consiguiente, la altitud general de este territorio disminuye siempre de sur a norte.

Geología

Mapa geológico de Mieres - Instituto Geológico y Minero de España IGME

Mapa geológico de Mieres – Fuente: Instituto Geológico y Minero de España IGME

La Cuenca Carbonífera central asturiana constituye una subunidad morfoestructural del Macizo Asturiano, en la que los materiales paleozoicos están dispuestos apiladamente sobre otros más antiguos. Todos se encuentran plegados e intensamente fallados, aflorando en el conjunto, excepto en determinadas zonas hundidas y colmatadas por materiales mesozoicos y en las llanuras aluviales, donde también permanecen ocultos bajo la cobertera sedimentaria. La respuesta de los diferentes materiales de la Cuenca ante las fuerzas tectónicas depende de distintos factores, pero el del estado y naturaleza de los mismos es capital. Prueba de ello es que la litología de un área concreta constituye un elemento de estudio de gran relevancia para comprender su génesis y posterior proceso geomorfológico.

Los principales materiales que constituyen esta Cuenca Carbonífera central son:

Las pizarras, son materiales metamórficos en bajo y diferente grado de transformación. Por su origen, las hay micáceas, calcáreas, arenosas y bituminosas con diferentes estadios intermedios.

Las areniscas, son rocas de grano fino, de distinto tamaño y naturaleza y cierto grado de cementación, lo que las hace bastante diferentes.

Los conglomerados, son también rocas de origen sedimentario, que en esta Cuenca se presentan, básicamente, en cuatro formas distintas: pudingas, gonfolitas, conglomerados poligénicos de Olloniego y brecas con incrustaciones de cinabrio.

Calizas, rojizas, negruzcas y grises. En todos los casos se presentan en bancos masivos o muy estratificados.

Rocas volcánicos, no son frecuentes, pero aparecen en las inmediaciones de la carretera de Mieres a San Tirso. En este valle del río Miñera se hallan los yacimientos de cinabrio más importantes de esta zona, a cuyo primitivo descubrimiento han contribuido, sin duda alguna, la presencia de numerosos cantos de este mineral en este lugar.

Por último, los carbones, su forma más generalizada es la hulla y en segundo lugar, aunque a gran distancia, la hulla-antracita. En la cuenca del río Caudal las capas de carbón llegan a alcanzar el número de 30, formando diversos grupos, distantes unos de otros, con diferentes inclinaciones y espesores.

Clima

Marisol Zapico Lopez - _Universidad_

Campus nevado (Fot. Marisol Zapico Lopez)

El clima del concejo es oceánico templado, con abundante humedad y temperaturas más bien suaves. Las medias veraniegas registran 21ºC en el mes de agosto, mientras que el mes más frio es el de enero, con medias de 7ºC. A lo largo del año las temperaturas medias superan los 10ºC.

La pluviosidad media en el concejo alcanza los 1.000 litros por metro cuadrado, con mínimas de lluvia en el mes de junio que arrojan 34 litros, y máximas en el mes de octubre con 137 litros por metro cuadrado.

El clima del concejo ofrece una cierta variación en función de la altitud, entre las condiciones del fondo del valle y el clima de montaña de las zonas elevadas. Las diferencias climáticas se acrecientan en las laderas montañosas orientadas hacia el norte.

Hidrografía

Río Caudal y paseo fluvial (Fot. César Sampedro)

Río Caudal (Fot. César Sampedro)

Dos valles fluviales, el del Caudal y el del Turón, junto con sus respectivos afluentes y los cordales y cumbres que delimitan cada vertiente, marcan el relieve del concejo.

El Caudal toma su nombre a la altura de Sovilla, donde confluyen las aguas de los ríos Aller y Lena. Partiendo desde el suroeste, cruza el concejo de sur a norte hasta la altura de La Peña, donde se desvía para tomar rumbo oeste.

Además de sus tributarios, el Lena y el Aller, recibe las aguas de los arroyos de Conforcos, Valdecuna, Ribono, Nicolasa y Lloreo por la margen izquierda, y de los ríos Turón y San Xuan. Junto con los arroyos de San Tirso y Cardeo, por la derecha.

El río Turón nace en el extremo suroriental del concejo, formado por los arroyos procedentes del pico Tres Concejos y de Abeduriu, y a él afluyen las aguas de Felguerosa, Villandio, Fresneo, Cutrifecha y Fayas por la margen izquierda, y los arroyos de San Xusta, Col.ladiel.la, Repedroso y la Sienda por la derecha.


Fuentes principales:

Felix Martín Vázquez y Rolando Diez Gonzalez. Desarrollo Industrial  de Mieres. Segunda mitad del siglo XIX.
Gran Enciclopedia Asturiana. Valles mineros y comarcas del interior. Tomo III 


Descarga de archivos

.tribe-related-event-info .tribe-event-date-start { display: block !important; }