LA BANDERA DE MIERES


 

La actual bandera de Mieres fue elegida el 21 de enero de 1988, tras la convocatoria de un concurso público para dotar de una enseña al municipio. Al concurso se presentaron diez artistas asturianos con sus respectivos proyectos.

El jurado elegido para el concurso público de la nueva bandera trató de plasmar la realidad y la variedad de ideas de la sociedad mierense de aquella época. Dicho jurado estaba presidido por el alcalde Misael Fernández Porrón (PSOE), actuando como secretario del mismo Sergio Álvarez Tirador.

El resto del jurado estaba formado por representantes de las diversas formaciones políticas vinculadas con en el municipio. Dichos representantes fueron: Clementina Carreño (IU), María Teresa Zapico (CDS), Julio Ferreiro (AP) y Miguel Rodríguez Muñoz (MC), quien no se presentó a la sesión decisiva.

Junto a los representantes políticos también se encontraban un elenco de eruditos locales. Carmen Castañón, directora del Instituto de La Villa; César Rubín, famoso escritor minero; Marino Fernández Canga y Julio León Costales, considerado por muchos como el cronista de Mieres, a pesar de que nunca llegara a ostentar ese título oficialmente.

La propuesta ganadora fue la presentada por Mario Ruiz Gutiérrez, natural de Gijón y miembro de la Sociedad Española de Vexilología, tras una votación con los siguientes resultados: siete votos a favor y una abstención.

El boceto, que se convertiría en la bandera oficial de Mieres, presentaría una bandera rectangular formada por tres franjas horizontales. La franja superior una blanca de doble ancho, la intermedia azul y la inferior amarilla. La bandera se completaría con el escudo de Mieres, colocado en el ángulo superior.

La elección de los colores, por el autor, se debe a los siguientes principios. El blanco representa a la Paz, contando a su vez con doble ancho debido a que recuerda a la Casa de Quirós, de gran importancia para la historia del concejo. El azul por su parte representa a las aguas del río Caudal, al mar y al cielo asturianos y al color de la bandera del Principado de Asturias. Por último, el amarillo representaría a las riquezas del subsuelo del concejo y al oro de de la Cruz de la Victoria.

El boceto de la bandera sería aprobado por unanimidad en sesión plenaria celebrada el 25 de febrero de 1988. De este modo, esta propuesta se convertiría en la bandera oficial del concejo de Mieres.

 

BIBLIOGRAFÍA:

Julio LEÓN COSTALES (coord.), Noticias históricas sobre Mieres y su concejo, Mieres, Iltmo. Ayuntamiento de Mieres, 1995, pp. 49
Ernesto BURGOS (2 de marzo de 2010), Señas de identidad, La Nueva España
.tribe-related-event-info .tribe-event-date-start { display: block !important; }